Mikonos (Grecia)

Cumbres con molinos de viento, interminables colinas y playas que brillan - una isla fotogénica desde todos los ángulos.

Mikonos, donde conviven tradición, vida nocturna y glamour

La isla griega de Mikonos, hace alarde de su doble personalidad desde el momento en que fija la vista en su costa. Bañado por el sol todo el año, su accidentado paisaje rocoso se mezcla perfectamente con las playas de arena suave. A lo lejos, colinas ondulantes albergan los icónicos molinos de viento de la isla, cuyas aspas giran en sinfonía con los vientos estacionales que dan a Mikonos el nombre de la isla de los vientos.

En apariencia, los tradicionales pueblos blancos no han sufrido el paso del tiempo, y si se adentra en su laberinto de calles empedradas encontrará bares cosmopolitas, exclusivas boutiques y restaurantes gourmet. La dinámica vida nocturna da paso a playas de calma, donde podrá encontrar la paz interior.

Y viaje a través de los siglos en los sitios arqueológicos de Mikonos, donde descubrirá el Santuario de Apolo y muchas otras reliquias fascinantes y antiguas, que revelan el pasado variado de la isla. Explore los pueblos tradicionales como Ano Mera, donde las paredes blancas del monasterio Panagia Tourliani parecen unirse al paisaje.
 

Un ventoso laberinto de calles adoquinadas, flanqueadas por casas deliciosamente blancas y a la sombra de buganvillas rosas, le cautivará durante toda su estancia en Mikonos, Grecia. Su quintaesencia está perfectamente equilibrada con una mezcla de glamurosos cafés, restaurantes y bares que le seducen con sus refrescantes cócteles. Y paseando por el pintoresco puerto, encontrará la parte más antigua de la ciudad: la pequeña Venecia. Las pintorescas casas de madera, los balcones que llegan hasta el mar y una vista sobre los molinos de viento crean uno de los mejores escenarios para contemplar la puesta del sol en todo el mundo.

Con vistas a las casas en lo alto de las colinas y con una vasta extensión de agua cristalina, la playa de Ornos es una porción de paraíso en la isla de Mikonos. Protegido de los famosos vientos, aquí se puede relajar con calma disfrutando del infinito sol ininterrumpido y nadando en las típicas aguas turquesa de las islas griegas.

Increíbles excursiones cuidadosamente curadas por los expertos de Celestyal Cruises.