Folleto

Las 5 mejores islas griegas para visitar en un crucero

COMPÁRTALO:


Con más de 1000 islas, infinitos kilómetros de costa y tesoros arqueológicos, Grecia es un destino para todos los gustos.

 

Con paisajes encantadores, comida que deleitará tus sentidos y algunas de las mejores playas de Europa, la navegación de una isla a otra en crucero será una experiencia en si misma.

 

Pero con tanta variedad de lugares que es imprescindible visitar, puede ser difícil decidir donde comenzar y donde acabar tu propia odisea griega.

 

Si estás buscando momentos relajantes en playas deslumbrantes, o si deseas hacer esnórquel en las aguas azules, pasear sin rumbo por las calles empedradas, disfrutar de las puestas de sol inolvidables o seguir los pasos de los antiguos de la mitología griega, hemos reunido las cinco mejores islas de Grecia para satisfacer todos tus deseos.

 

Heraklion, Creta, Grecia – la isla de los cuentos míticos

 

Si te apasionan la historia y la mitología, entonces debes ir directamente a Heraklion en Creta. Las amplias ruinas del Palacio de Cnosos se encuentran a las afueras de la ciudad, esperando para llevarte en un viaje al pasado, hasta los años de la civilización minoica.

 

En esta isla también hay uno de los museos más grandes y más importantes de Grecia, el Museo Arqueológico de Heraklion, que alberga un tesoro de artefactos de varias épocas.

 

Una vez hayas saciado tu sed por la historia y las leyendas, asegúrate de guardar un poco de tiempo para pasear por el centro de la ciudad. Las calles tranquilas y sin coches convierten el paseo por el casco antiguo en un real placer, especialmente gracias a las fuentes decoradas, a la impresionante arquitectura veneciana y a las plazas encantadoras donde los lugareños vienen para “peratzatha”: el arte de observar a la gente.

 

Hoy en día, también es posible caminar por las formidables paredes medievales, desde donde las vistas son incomparables.

 

Recuerda mirar hacia atrás mientras el crucero se aleja de Heraklion para ver los arcos donde se almacenaban la pólvora, los botes y las armas de fuego.

 

Mikonos, Grecia – una isla paradisíaca con playas prístinas

 

Una joya del archipiélago de las Cícladas, Mikonos ha disfrutado siempre de una popularidad increíble. Esta isla tiene una vida nocturna espectacular, que te invita a bailar toda la noche, y unas playas que crean imágenes de postal, que podrás disfrutar durante el día.

 

Las mejores playas que te puedes imaginar en una isla griega existen en Mikonos. Está la popular y siempre animada Super Paradise Beach, pero, para contemplar el horizonte con tranquilidad y enterrar los dedos de los pies en la arena fina, hay muchas otras opciones.

 

Para mencionar solo un par, la Playa de Lia y la remota Playa de Agios Ioannis, se encuentran ambas en la costa del sur. Rodeada de colinas y afloramientos rocosos que permiten practicar el esnórquel y ver hasta la isla Delos, Mikonos ofrece paisajes encantadores.

 

De regreso en la ciudad de Mikonos, pasa una tarde relajante cenando mariscos frescos asados en una de las tabernas en la playa en la Pequeña Venecia, donde te sentarás tan próximo al mar que llegarás a sentir su frescura en tu piel.

 

Santorini, Grecia – una de las islas más impresionantes del mundo

 

Santorini ofrece la imagen icónica de las islas griegas – edificios blancos preciosos salpicando las laderas, cúpulas azules brillantes que se mezclan con el color del mar, y puestas de sol que parecen de otro mundo. Ha sido un destino para las lunas de miel durante décadas, ya que tiene una amplia oferta de lugares elegantes para pasar momentos maravillosos y un paisaje pintado con mil colores.

 

Pero hay que añadir algo más a la larga lista de atracciones de Santorini y se trata de la gastronomía y de los vinos.

 

Viñedos inesperados donde crecen las variedades de vino Assyrtiko y Vinsanto en la tierra volcánica, en lo que parece un paisaje lunar, formando las rutas preciosas de vino de la isla.

 

Y lo mejor de todo es que los vinos van perfectamente con las especialidades gastronómicas de Santorini: albóndigas de tomates fritos, queso Feta fresco de oveja, saganaki, ensalada griega, kofta, y la lista puede continuar.

 

Perfecto para hacer un brindis bajo el cielo pintado en naranja a la puesta del sol.

 

 

 

Rodas, Grecia – la isla del sol

 

Con 25 playas de bandera azul en uno de los rincones más soleados del Dodecaneso, Rodas es un paraíso para los amantes del sol y de las fuertes emociones.

 

Sus playas doradas son unos lugares llenos de paz, donde puedes tumbarte en tu toalla y relajarte en el lugar donde se han filmado algunas escenas de la épica película “Los cañones de Navarone”. Además, dirígete hacia una playa como Ialissos y te encontrarás en la meca del windsurf, el kitesurf y la navegación a vela, ideal si te apetece probar un nuevo deporte acuático.

 

Viaja hacia el interior de la isla desde las playas prístinas y encontrarás unos valles verdes llenos de aromas seductores de pinos y cipreses, que se cruzan con rutas de senderismo para todos los niveles.

 

Puedes dar un paseo por el exuberante Valle de las Mariposas, así como ir por la ruta que te llevará más allá del Monasterio gótico de Filerimos, donde puedes subir por la colina y encontrarte delante algunas de las mejores vistas panorámicas de la isla.

 

Patmos, Grecia – el Jerusalén del Mar Egeo

 

También ubicada en el Dodecaneso, Patmos es conocida por muchas cosas, pero, sobre todo, por su ambiente espiritual. Mencionada a menudo como la Isla del Apocalipsis o el Jerusalén del Egeo, no te sorprenderá oír que las visitas obligatorias de Patmos son el Monasterio de San Juan el Teólogo y Gruta del Apocalipsis que se encuentra en la mitad de la montaña.

 

Y, una vez hayas marcado estos dos puntos de tu lista de cosas para hacer, te recomendamos ir a la ciudad donde puedes fácilmente pasar algunas horas.

 

Entra en una panadería y prueba una tarta de queso al horno y asegúrate de marcar Lotza Platia en tu mapa para aprovechar unas vistas asombrosas de Skala y del mar deslumbrante.

 

Asimismo, la mansión de Nikolaides es uno de los pocos edificios que no está cerrado bajo llave. Pasea por sus cisternas, su cocina y sus salas de recepción y disfruta de las vistas desde la terraza abierta.

 

De vuelta en Skala, las numerosas boutiques de alta calidad ofrecen una amplia gama de recuerdos originales, incluyendo antigüedades, para llevarte de vuelta a casa.

 

 

 

La mejor forma de visitar las islas griegas

 

La más fácil y la más relajante manera de viajar a varias islas es en un crucero, que te permite ver todos los destinos que deseas, dejándote tiempo de sobra para tomar el sol y descansar mientras navegas por el mar Egeo.

 

Celestyal Cruises ofrece varios paquetes de cruceros en las islas griegas para todos los gustos, teniendo en cuenta el tiempo que tienes y los destinos que quieres visitar.

 

El crucero Egeo Icónico de tres o de cuatro días recorre todos los lugares imprescindibles en un espacio de tiempo más corto, mientras que el crucero idílico de siete días te ofrecerá mayor flexibilidad al elegir los lugares que deseas ver.